Segunda emisión de “Pastizales en Vivo” se transmitió desde Pawnee National Grassland

pastizales.jpg

El 17 de mayo, PastizalesEnVIVO, una iniciativa de colaboración entre el Servicio Forestal de los Estados Unidos y la Comisión Natural de Áreas Protegidas de México, fue transmitida de manera remota desde los pastizales de Pawnee National Grassland, en el Estado de Colorado, Estados Unidos. Pastizales en Vivo, ofrece una oportunidad de aprendizaje a distancia GRATIS, que lleva a estudiantes, educadores y cualquier persona que se sume a una aventura llena de conocimientos acerca de la naturaleza que nos rodea. 

Los pastizales son grandes extensiones naturales que como su nombre lo indica, están repletas de pasto -en este caso- silvestre. Estas regiones son de vital importancia para varias especies que habitan desde el norte, hasta el sur de América, por ello su conservación es relevante. En algún momento, llegaron a ocupar la quinta parte de Norteamérica y sirven como hábitats de gran escala para algunas especies de aves migratorias que cada año hacen recorridos de miles de kilómetros a lo largo del continente.

La primera transmisión de este programa fue en octubre de 2016 y tuvo lugar  en la Reserva de la Biósfera de Janos, en el Estado de Chihuahua, México. Janos fue decretada en el 2009, y cuenta con una extensión total de 1,300,966.41701 acres. Este evento fue de gran relevancia, ya que por primera vez en la historia de México, se protegieron los pastizales de manera oficial y se destinaron recursos para la preservación y manejo de esta zona. Esta Reserva de la Biósfera, es el primer y más grande ecosistema de pastizales protegido en el país, mismo que asegura una conectividad de hábitat entre México y los Estados Unidos.

Las zonas de pastizales, tanto en Colorado como en Chihuahua, son tierras  que en su mayor parte pertenecen a granjeros y son tan importantes como los bosques para la captura de carbono, la filtración de agua a los mantos acuíferos y para prevenir el cambio climático. Los primeros cultivos del hombre, fueron de pastos. En la actualidad, las praderas -como también se les conoce- se han reducido debido a las actividades como la agricultura y la ganadería.

sabiasque.jpg

Alrededor de los años 1800, las praderas fueron habitadas por unos 32 grupos de nativos americanos. Estas tribus eran semi-nómadas, cazaban búfalos y se establecían cerca de ríos para poder desarrollar actividades de siembra. En el presente, muchas personas encuentran en las praderas un lugar para salir a dar caminatas largas, practicar senderismo, andar en bicicleta y acampar. La conservación y el buen manejo de un ecosistema como este, provee de servicios ambientales como la captación y filtración de agua, lo que ayuda a que los mantos acuíferos se mantengan sanos y conserven su biodiversidad natural de plantas y animales.

De las especies identificadas de aves que habitan las praderas a lo largo de América, 9 de ellas están limitadas a vivir en la Gran Planicie de los Estados Unidos y Canadá; mientras que otras 20 están vinculadas con los pastizales en México. Éstas 29 especies representan apenas una pequeña muestra de las aproximadamente 650 especies de aves que se reproducen en EE.UU. y Canadá y que invernan en México y Sudamérica. Los gorriones de baird y algunos saltamontes, viajan más de 2 mil millas desde México hasta Colorado, Dakota del Norte, Montana y Canadá.

Uno de los habitantes de las praderas americanas, es el perrito de la pradera; pieza importante en el mantenimiento de un ecosistema como este; de la existencia de esta especie, dependen otras 150 especies de animales para poder vivir. Algunas aves como la lechuza vizcachera, utilizan los complejos de túneles que los perritos construyen para vivir. Otras aves, utilizan el pasto que los perritos cortan para construir sus nidos. Las águilas doradas se alimentan de ellos.

El estudio de zonas como estas, ha permitido descubrir que la alteración de las mismas  -como el crecimiento en las ciudades, el cambio de paisaje original, construcción de carreteras y otras actividades humanas que desplazan a la vida silvestre y destruyen su hábitat-  promueve el incremento de especies de arbustos que afectan la salud de este ecosistema. Los arbustos permiten que existan más depredadores para las especies que habitan en las praderas, lo que contribuye a la disminución de su población. Además de las actividades de agricultura y ganadería, las sequías también afectan gravemente estas zonas.  Es importante hacer nuestro mayor y mejor esfuerzo para conservar los pastizales nativos.

Consulta https://pastizalesenvivo.org para conocer más y poder ver la segunda emisión de la transmisión.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s